Buscar

Vuelta a "casa" por Navidad

Volver a “casa” por Navidad no significa lo mismo para todas las personas. Para algunas personas, la Navidad es una época agradable y las reuniones familiares son percibidas como espacios seguros. Sin embargo, para otras personas implica conectar con sensaciones desagradables que generan determinadas situaciones y las reuniones familiares son percibidas como espacios inseguros.


Si “volver a casa” para ti supone volver a un lugar donde no sientes seguridad, es posible que conectes con la sensación de alerta y malestar.


La alerta es un síntoma de que no puedes bajar la guardia, que siendo como tú eres no es suficiente y necesitas estar pendiente porque en cualquier momento puede ocurrir algo. El miedo a escuchar un determinado comentario o vivir una determinada situación hace que tu cerebro esté en alerta frente al posible peligro.


Los encuentros con familiares y amigos se dan con mayor frecuencia durante las navidades, lo que significar conectar con sensaciones desagradables que se han intentado apartar.

Volver a "casa" y conectar de nuevo con experiencias vividas puede activar determinados recuerdos y sensaciones que no son agradables. Para estas personas, sobre todo si no han hecho un trabajo psicoterapéutico previamente, esto puede generar mucho malestar y no entender por qué.



¿Qué significa la Navidad para algunas personas?
  • Significa escuchar comentarios críticos sobre tu cuerpo o sobre tu relación con la comida por parte de algún familiar: "¡Cómo te has puesto!", "No estás comiendo nada", "Estás muy delgada, ¿tú comes?", "Tu prima sí que tiene buen tipo."


  • Significa no poder hablar libremente de tu relación porque tu familia no conoce tu orientación sexual. Sientes que si lo cuentas, no lo van a aceptar y tienes miedo de su reacción. Estas personas suelen estar alerta a posibles preguntas como: "¿Ya tienes novio?" y pueden anticipar posibles respuestas para desviar la atención.


  • Significa escuchar determinados comentarios que te hacen daño y que se justifican en forma de "broma" por parte de tu familia: "Es que eres muy sensible", "Tienes que entender que cada uno tiene su opinión", "Te lo tomas todo demasiado en serio", "No se puede gastar una broma".


  • Significa volver a ver a tus padres discutiendo y generando situaciones de tensión. Te puedes sentir como te sentías de pequeño/a o de adolescente cuando ocurría y puedes sentir que no hay espacio para expresar cómo te sientes porque tus padres se enfadarían o no acogerían tu emoción.


  • Significa que toda la responsabilidad recae sobre ti: te tienes que encargar de preparar todas las cosas, sientes que los demás no se implican tanto como tú, cuando llegan estas fechas empiezas a sentir mayor ansiedad y no sientes apoyo por parte de tu familia.


Esto lo que realmente significa es que cada persona le da un significado a la Navidad y no tiene por qué vivirse de la misma forma, por ello es importante respetar el significado que cada persona le da.


Podría ser un buen momento para escuchar qué hay detrás de esas sensaciones desagradables y poder trabajar sobre aquello que no te permite estar en calma.
47 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo